lunes, 24 de junio de 2013

Cómo ser una mujer menos buena y más divertida


Es interesante que me hayan hecho esta pregunta porque muy poco se ha hablado de las chicas buenas. Parece mentira pero dentro de estas mujeres tan buenas, tan llenas de bondad, tan virtuosas muchas veces yace una fiera que quiere despertar pero no puede y con esto me refiero a más de un aspecto (se que las chicas buenas de la audiencia saben a lo que me refiero).

El asunto con las chicas buenas es que muchas veces se aprovechan de ellas, sucede que muchas veces dicen si cuando quieren decir no, incluso varias veces se sobrecargan con tareas que no les corresponden por quedar bien con los demás. Pero esto no es lo peor de todo, quizás lo más duro a lo que deben enfrentarse es que las tomen como personas demasiado buenas, inocentes, serias e incluso aburridas, personas de las que nadie se imaginaria ni un mal pensamiento.

Ahora bien ¿Como cambiamos esta situación?

Primero deja de estarle haciendo favores a todo el mundo. Se que quizás pueda ser un poco difícil en un principio pero con el tiempo se hace fácil y la gente luego deja de pedirlos. No necesariamente hay que hacerlo de una manera grosera, lo cortes no quita lo valiente, puedes decir que estas ocupada o que ahorita no puedes y punto, no des más explicaciones de las necesarias. Igual si hay alguien en especifico al que si quieras ayudar hazlo pero que sea porque tu quieres no por estar quedando bien con todo el mundo.

Segundo no te comprometas con nadie. Si alguien te pregunta si puedes hacer tal o cual cosa por ellos tu di que no estas segura, que tienes que revisar tu agenda porque crees que tienes un compromiso o lo que sea, que tu le confirmas luego, que te recuerde. Parece mentira pero con decir esto muchas veces no vuelven a preguntar, es como si se les olvidara, y si lo hacen puedes decir que aun no haz revisado o que definitivamente tienes un compromiso que no puedes evadir que te gustaría ayudarlo pero que no puedes. Igual que el punto anterior si hay algo que es importante para ti hazlo pero porque tu quieres.

Los dos puntos anteriores son para que la gente se aproveche menos de ti. Decir que no con cortesía no te convierte en una persona mala. Lo que si hace es que demuestra que tienes carácter. Decir que si es fácil, decir que no muchas veces requiere agallas. Ahora bien para ser más divertida puedes hacer lo siguiente:

Sacar tu lado pervertido a la luz: cuando uno habla de este tipo de cosas la gente se da cuenta de que uno no es tan inocente como aparenta. Además si uno lo hace de la manera adecuada no tiene porque ser vulgar. Puedes usar frases con doble sentido o apelar al lado mal pensado de las personas. Por ejemplo puedes decir algo como: A mi me gustaban los pepinos hasta que me di cuenta que algunos le encontraban otro uso... si, ustedes saben para hacer mascarillas, esta raro eso de ponerse comida en la cara. De hecho que si uno lo dice de la manera adecuada la gente se va a reír y va a sacar parte de su lado pervertido contigo. Risa y perversión es una combinación explosiva, eso si tu debes saber hasta donde llegar pues aveces la gente toma más confianza de la cuenta y puede llegar a faltarte el respeto.

Demostrar un poco de locura de vez en cuando: las mujeres un poco locas venden, son personas divertidas. Todos tenemos un lado loco la cosa es aprender a sacarlo de la manera adecuada, en el momento adecuado. Ejemplo de vez en cuando puedes vestirte de una forma loca o puedes hacer cosas algo excéntricas como ponerse a cantar de la nada. Esas cosas demuestran que no te tomas la vida tan en serio y que te importa poco lo que piensen los demás de ti. 

Estos pasos te pueden ser de mucha ayuda para empezar. La cosa es que los pongas en práctica. Hasta la próxima!

1 Comentarios:

Publicar un comentario